La plaga de las muñecas modernas de porcelana Print
Artículos

por Transylvaniandoll

Hace un tiempo leía un artículo de F. Theimer acerca de la de gente que le escribe preguntando por el valor (presente pero sobre todo futuro, como colección) de las muñecas de porcelana modernas. Este autor, para mí el mayor experto en muñeca antigua sobre todo francesa, les contestaba entre otras cosas que valor, ni ahora ni nunca. Creo que es perfectamente exacta esa respuesta.

No voy a hablar en este artículo de las muñecas reproducción, que son otra cosa totalmente distinta. A mí no me interesan en absoluto, pero siempre tienen el valor de ser hechas a mano por admiradores de las originales. Vamos a hablar de las muñecas modernas de porcelana, una auténtica plaga que está invadiendo las páginas y portales de coleccionismo de muñeca antigua.

Muñecas de porcelana modernas:

Estas muñecas de porcelana modernas pueden encontrarse por cualquier lado, desde tiendas caras de juguetes a los chinos de la esquina -todas o casi todas son hechas en China actualmente-. Como son hechas en serie, las hay a miles, también en la red. Personalmente me repugnan, porque lo nuestro son las muñecas antiguas, casi más como antigüedades que como juguetes. Y no me voy a meter en el valor subjetivo, que como tal es propio de cada persona, y tampoco con el coleccionismo particular de casda cual: si a alguien le gustan, es muy libre de tenerlas.
Pero sí hablaré de su valor objetivo, que es igual a cero. No valen nada, no significan nada, objetivamente sólo valen lo que cueste fabricarlas. Son objetos hechos en serie hoy en día, realizados por una máquina. Como cualquier muñeca de plástico de los 60 en adelante, es un simple molde a máquina como el de un vaso desechable o una fiambrera.

Aun así, demasiadas veces encontramos estas muñecas modernas en cualquier página de coleccionismo o venta de muñeca antigua. Podria nombrar muchas, pero por ejemplo Ebay es un absoluto vertedero lleno de estos chismes hechos hoy en día, verdaderos engendros de rostros inexpresivos, con narices de cerdito y bocas gruesas, con horrendos vestidos que quieren pasar por estilo antiguo. Nada que ver con la dulzura y expresividad de una muñeca antigua, por supuesto, a las que malamente intentan imitar.

Las considero una lacra de las muchas que hay hoy en día en el mundo del coleccionismo, porque algunos vendedores ignoran que son modernas y carentes de valor, y las colocan en masa en las páginas de muñeca antigua. Y otros sí saben que son basura para reciclar, pero también las colocan, quizás para ver "si cuela" y algún incauto se las lleva pensando que son auténticas antigüedades. En ambos casos sólo logran desvirtuar las páginas de coleccionismo y ventas, bajar la categoría de las mismas, y por lo tanto que los potenciales compradores coleccionistas salgan huyendo de esos sitios. Cuando ves estos objetos hechos en serie en una pretendida web de muñeca antigua, no te fías de comprar ahí, y te cansas que pasar páginas y páginas sin encontrar ni una sola muñeca realmente antigua.

Recordemos además que, tratándose de porcelana y biscuit, no existen muñecas posteriormente a los años 30, y en realidad en esa ápoca y a prácticamente no se hacían. En su mayoría son muñecas realizadas en época preindustrial, y que con los hechos históricos en torno al inicio de la II Guerra Mundial desaparecieron por completo. Así que NO EXISTE muñeca antigua como tal a partir de esas fechas. Cualquier muñeca que sea de los 50, o más fácilmente de los 80, o de hace cuatro días, siempre será moderna y debe considerarse como tal: un objeto sin valor objetivo, hecho en serie con mayor o menor fortuna, que no ahora ni nunca va a aumentar su valor de mercado, ni su interés para un coleccionista.

Preciosas muñecas antiguas:

Nos hemos encontrado gente que, al comentarles por ejemplo que su muñeca de los 80 (o cuando fuera, moderna) de porcelana no es antigua, y que no debían colocarla en secciones de antiguas de páginas de coleccionismo, se han puesto como gripias defendiendo la "antigüedad" de sus muñecas. Estoy de acuerdo en que de entrada la cosa mueve a risa (o sea ¿una antigüedad de los años 80? Yo debo de ser un fósil precámbrico...) pero pensándolo bien, no es gracioso y sí da rabia. Por el poco respeto a los auténticos coleccionistas, por el modo como desvirtúan webs que podían ser muy respetables y útiles, y en fin, por ver que desde luego la soberbia suele ser hija de la ignorancia.

También nos hemos encontrado el caso, en bastantes ocasiones, de personas que me escriben aquí a esta web preguntando el valor de una colección de muñecas o muñeca que han heredado (o dicen haber heredado). Casi invariablemente se trata de muñecas modernas, engendros de mirada inexpresiva carentes de valor, y que como he dicho puedes comprar a sacos en las tiendas de los chinos. En este caso me cuesta un poco responder que no valen nada, porque no son antiguas, e intento hacerlo de una forma amable, ya que son personas sin ninguna mala intención, que simplemente no son conocedoras de este mundillo.

Pero creo que no sirve de nada mantener una mentira en estas cosas, el coleccionismo es un mundo preciso, y una muñeca antigua siempre tendrá su valor objetivo como objeto de otra época creado, fabricado y vestido a mano, y una muñeca moderna nunca será más que porcelana y plástico para reciclar.